Recuerdas como querías ser cuando eras pequeño?
Crecer es darse cuenta que la vida no es como quisieras que fuera,
todo es mucho más complejo: responsabilidades,
luchas, deberes,
sonreír cuando no te apetece;
mentir para no hacer daño a la gente que quieres,
fingir cuando perfectamente sabes que te mienten.
Merece la pena hacer lo que se supone
que debes más veces de lo que realmente quieres?

Quizás la clave para ser realmente libre
sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites;
ser honesto con uno mismo,
centrarse en lo importante y olvidarse del ruido.
Quizás la clave para ser realmente libre
sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites,
no cegarse con los objetivos,
tratar de relajarse y vivir algo más tranquilo.

 

Anuncios