Paul McCartney quiso escribir la pieza más “ruidosa, salvaje, sucia y escandalosa del rock”. Supuestamente el tema fue concebido por McCartney tras leer una crítica a la canción “I Can See for Miles” de The Who. La crítica hablaba del sonido salvaje del tema, así que McCartney, deseoso de explorar todas las vertientes del pop, decidió componer algo que se ajustase a la descripción y superase, si era posible, a los Who en su propio terreno. Cuando escuchó por primera vez “I Can See for Miles”, tras componer “Helter Skelter”, lo encontró blando en comparación con su propio tema.

Lennon decía: “Nosotros nos tomamos muy en serio el papel que desempeñamos, pero francamente, no se qué tiene que ver Helter Skelter con acuchillar a alguien. Realmente, nunca le presté atención a la letra, era sólo un montón de ruido”.

Well do you, don’t you want me to love you?

Anuncios