“Una de esas canciones que contiene la quintaesencia de los Stones. Es tan esencial en su forma –¡ese riff!– que parece mentira que no la escribieran hasta 1981, y que intentaran grabarla en 1975 en clave reggae”, se lee en Rolling Stone.

 

If you start me up… Hum…

Anuncios