Hijos del orgasmo – Xhelazz

– Mm buenos días… 
– ¿Cómo? Oye, no me des los buenos días ¿ok? No, dame tus mejores noches ¿vale? 
– ¿Pero… qué me estás contando? 
– Lo que oyes. 

Con sinceridad: en las discusiones, razón no sé quién tendrá, pero al corazón no tendría que importarle quién se fue, sino quién vendrá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s